domingo, 20 de junio de 2010

LAS ANTENAS DEL SETI


SETI es el acrónimo del inglés Search for ExtraTerrestrial Intelligence, o Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre. Existen numerosos proyectos SETI, que tratan de encontrar vida extraterrestre inteligente, ya sea por medio del análisis de señales electromagnéticas capturadas en distintos radiotelescopios, o bien enviando mensajes de distinta naturaleza al espacio con la esperanza de que alguno de ellos sea contestado. Los primeros proyectos SETI surgieron bajo el patrocinio de la NASA durante los años 1970.

Hasta la fecha no se ha detectado ninguna señal de claro origen extraterrestre. Los miembros del programa SETI llevan 40 años rastreando los cielos en busca de una señal. Supongamos que un día la encuentran y que consiguen certificar que se trata de un mensaje inteligente y de procedencia alienígena, ¿cuál será el siguiente paso?


Haciendo un símil, en cierta ocasión una persona que conozco y en un contexto sobre relaciones personales, me dijo “Si lo piensas bien, en ocasiones somos como las antenas del SETI buscando vida en el exterior, solo que nosotros lo que realmente buscamos son otras gentes como nosotros con quienes compartir nuestra experiencia”

Nunca lo había visto de esa manera y sus palabras me hicieron pensar que quizá tuviese razón en parte, y es posible que inconscientemente, al menos en lo que a mí respecta, las personas busquemos al escribir en los blogs en los que vertemos nuestros pensamientos y sentimientos, a alguien como nosotros para compartir experiencias y amistad, de ahí la cantidad de ellos que existen actualmente.

Siguiendo en esta línea creo que nuestras antenas además de intentar captar señales de otras gentes, son selectivas, en el sentido de que intentan detectar señales con una cierta compatibilidad. En ocasiones se captan señales potentes, claras y constantes con los parámetros idóneos de compatibilidad o afinidad para compartir esas experiencias, señales que a su vez emiten ondas electromagnéticas produciéndose el consiguiente intercambio de información. Sin embargo a veces inexplicablemente y de forma abrupta esas señales se dejan de recibir y se pierden sin dejar rastro, ni la más mínima reverberación o eco. Esto lleva a  pensar que en algunas ocasiones nuestras antenas no funcionan correctamente, y que lo que se tomaron por señales captadas no eran tales, sino unos simples “ruidos aleatorios” procedentes del espacio, o quizá fue algo parecido a  la todavía sin definir Señal WOW!

En la noche del 15 de Agosto de 1977 el radiotelescopio Big Ear de la Universidad Estatal de Ohio realizaba su función diaria de búsqueda de señales inteligentes provenientes del espacio profundo. Su trabajo quedaba registrado en un listado de impresora: Una larga lista de letras y números indicaban lo encontrado en cada uno de los 50 canales examinados...es un trabajo monótono y sin resultados, pero esa noche pasaría a formar parte de la historia del SETI y de las esperanzas de los que buscan sin descanso una señal de vida mas allá de nuestro mundo. Esa noche Big Ear captó algo extraño… una potente transmisión de radio focalizada en la constelación de Sagitario y 30 veces más potente que el habitual ruido de fondo estelar...en la impresora esa transmisión quedó registrada como "6EQUJ5", y al ser vista por Jerry Ehman, voluntario del SETI y profesor de la universidad de Columbus que esa noche era el encargado de comprobar las lecturas, lo marcó con un círculo rojo y dejo una única anotación que al mismo tiempo indicaba su sorpresa ante lo que estaba viendo: !WOW!.....acababa de entrar en la historia la más famosa señal del SETI, que acabó siendo conocida precisamente por esa expresión que dejo escrita Jerry Ehem.

Desde 1977 los intentos de encontrar nuevamente la señal han sido infructuosos. El enigma sigue hoy día...la señal provenía del espacio sin duda alguna, y su patrón parecía claramente artificial. Se ha especulado mucho estos años...algunos creen posible (entre ellos Johan Kraus) que la señal fuera enviada por una sonda espacial que ellos desconocian, pero entonces se hubiera tenido que volver a captar. Otros creen que estamos ante una señal de origen extraterrestre, pero entonces porque una sola señal que quizás no duro más de un minuto? Si fuera una señal alienígena con intención de darse a conocer, es extraña una transmisión tan corta y que no volviera a repetirse...

Sobre lo que era Wow, solo podemos especular y nada más....6EQUJ5 quedara como un misterio que alimentara la imaginación de muchos y haciendo dudar a otros. ¿Que fue WOW? La respuesta es que quizás no lo sabremos nunca...

Llegados a este punto y dejando los símiles a un lado, me pregunto si ¿es posible una relación de amistad a través de Internet? Y para mi, la respuesta es que si. Las relaciones personales siempre son complicadas, ya sean laborales, sentimentales o de amistad, la cuestión, según yo lo veo,  no es si el medio que se utiliza para desarrollar esa amistad y llevarla adelante es el idóneo, sino que creo que el problema radica en  las personas y nuestra forma de ser, actuar y comportarnos. En una relación convencional, o tradicional, también hay desapariciones, gente que se va sin decir adiós, algo que por cierto siempre me ha molestado bastante,  ¿irse sin decir adiós es cobardía? Quizá. Todos somos un poco cobardes. Pero lo que es indudable es que estas experiencias siempre dejan un mal sabor de boca, un sabor amargo, desilusión, tristeza  y sobre todo UNA PROFUNDA DECEPCION.