domingo, 13 de junio de 2010

Hace más o menos mes y medio publique un post sobre mi empresa, y visto tal y como se han desarrollado los acontecimientos, debo retractarme de alguna cosa que dije. Dije que había sido consecuencia de un error y no de una mala gestión y de la indiscreción de un presidente de banco. Estaba equivocada, es algo mucho, muchísimo peor.

Dicen que rectificar es de sabios y aunque no soy sabio, si soy honesta, o al menos lo intento, conmigo mismo y también con los demás, y al igual que no me importa pedir perdón sí creo que debo hacerlo, tampoco me importa reconocer cuando me equivoco. Si me reafirmo en una cosa que dije y es que lo mejor de esa empresa son los trabajadores.

Cuando empezaron los problemas un compañero de informática creó un grupo en Facebook, “PLATAFORMA DE APOYO A EMPLEADOS DEL GRUPO MARSANS”, en el que ya hay casi 7500 miembros, hemos recibido muestras de apoyo de mucha gente, clientes incluidos.

Creo que todos visitamos la página y dejamos nuestros comentarios y sentimientos varias veces al día, hacerlo nos hace sentir mejor y hace más llevadero el problema supongo que es la necesidad ancestral de agrupación que tenemos los seres humanos.

Esta mañana al entrar en la página, en el muro había muestras de apoyo de otra plataforma que están también en una situación difícil y se enfrentan a un cierre “NO AL CIERRE DE CHUPA CHUPS EN VILLAMAYOR (ASTURIAS)”, y entonces hemos empezado tanto ellos como nosotros a darnos animo mutuamente y ha entrado otro grupo más “APOYO A LOS TRABAJADORES AFECTADOS DE VENTURO XXI, HUSO 29 Y ATICSA” que también se enfrentan a cierre, despidos, etc., y me he emocionado, porque se ha creado una corriente de solidaridad entre todos que si fuéramos capaces de trasladarla a la vida diaria, pero no solo los que estamos en dificultades sino todo el mundo creo que las cosas irían mucho mejor.



ÁNIMO Y SUERTE A TODOS AQUELLOS EN DIFICULTADES